En esencia, invertir dinero sabiamente se reduce a una serie de comportamientos que tú como inversionista puedes ser capaz de aprovechar, por ejemplo uniendo varias fuerzas para construir la riqueza que te quedará a tí y a tu familia.

Cuando tus ingresos pasivos llegan a un punto en el que por sí mismos te dan la independencia financiera, tú ganas el juego del dinero, por así decirlo.

Esto quiere decir que la línea de meta para cada inversionista es distinta, porque cada uno tiene sus propios planes y objetivos dependiendo de su estilo de vida.

Algunas personas sólo quieren unas pocas hectáreas con vistas a la montaña, una cabaña hecha de troncos, un rifle de cacería, un perro fiel y un buen libro para leer sentado frente a una hoguera. Mientras tanto, otros quieren un coche rápido, una villa con vista al mar, un reloj caro, fondos de pensiones repletos con muchas acciones, bonos, fondos de inversión y propiedades inmobiliarias para que sus bisnietos no tengan que preocuparse de nada.

Te propongo cinco reglas para invertir dinero sabiamente. Si las sigues adecuadamente, pueden permitirte emprender un viaje mucho más fácil hacia la riqueza. Tenlas en cuenta pensando cómo vas a manejar tus propia situación financiera y toma aquellas que funcionen mejor para ti.

 

Invertir dinero sabiamente significa que nunca debes ser dueño de algo que no entiendas

Si hay una regla que te puede ahorrar muchos dolores de cabeza en temas financieros es ésta: no compres o seas dueño de nada que no puedas explicarle a un niño de 5 años en tres frases o menos. Debes saber exactamente cómo se genera el dinero, cuáles son sus potenciales errores y cómo ese capital encuentra el camino hacia tus manos.

Suena muy simple, porque en verdad lo es, pero muy pocos parecen seguirlo correctamente. En el momento en que un mercado alcista comienza a irrumpir en alguna parte, las personas financieramente inteligentes saben que tienen que salir del mercado. En un mercado en el que todos compran, hasta el ‘pescadero’, hay vender posiciones y mantenerse a la espera.

¿Conoces la diferencia entre la cuota de una acción y una participación de una sociedad limitada? ¿No? Entonces no compres estas sociedades a través de tu asesor financiero. Se parecen a las acciones, se operan igual que las acciones, pero definitivamente no son acciones. Puedes encontrarte con una desagradable sorpresa si empiezas a comprarlas sin saber lo que estás haciendo.

¿Sabes cómo las acciones preferentes difieren de los bonos del estado y corporativos? ¿No? Entonces no los compres. Lo mismo ocurre con los préstamos participativos convertibles. Tienes un montón de tiempo para aprender acerca de estos activos y siempre se pueden comprar otro día.

Meterse en estos temas antes de estar preparado, bien informado y consciente de los riesgos es como que una persona que no sepa nadar decida meterse por primera vez en una piscina saltando desde un tablero de buceo en una instalación olímpica. Sabemos que no va a terminar bien, y si en verdad sucede, es por pura suerte, no por habilidad.

 

Invertir dinero sabiamente significa protegerte a ti mismo manejando proactivamente los riesgos

Los riesgos están presentes aun cuando manejas tu dinero y lo inviertes sabiamente, por eso debes respetarlo y reducirlo de manera simultánea.

Si no lo haces, puedes perderte años y posiblemente décadas de tu tiempo de vida en ahorros; ahorros para los que usaste gran parte de tu tiempo (literalmente, vendiste horas de tu vida a cambio de ese dinero; horas en las que pudiste haber estado sentado en la playa, escribiendo una novela, aprendiendo a pintar, saliendo a navegar desde un muelle de Málaga o persiguiendo tus sueños con tu hobby favorito).

Hay muchos tipos de riesgos en las inversiones: riesgos de liquidez, de inflación, de mercado, de contrapartes y de fraudes. Esta lista sigue y sigue. Esa es una de las razones por la que es tan importante enfocarse no solo en los retornos absolutos, sino también en los retornos ajustados a los riesgos que activamente y constantemente te llevan a reducir cualquier probabilidad de error.

 

Invertir el dinero sabiamente toma paciencia, disciplina y gestión de riesgosHaz click para twittear

 

Para muchos inversionistas, el coste promedio de un portafolio diversificado durante varias décadas es, estadísticamente, la vía más exitosa para reducir drásticamente los riesgos de todo tipo. Empareja esto con grandes reservas de efectivo que proveen un fondo de reserva por si se presenta alguna pérdida de trabajo, recesión, cierre del mercado de acciones o algún colapso, desastre natural o cualquier situación que te puedas encontrar en el camino.

Esto puede sonar poco intuitivo, pero muchos inversionistas ricos están obsesionados con mantener altos balances de efectivo. De los 115 millones de propietarios de hogares que existen en Europa, un aproximado de 1.800.000 tiene portafolios de inversión que cuestan más de 3 millones de euros y mucho de este dinero está guardado en cuentas de alta liquidez.

¿Cómo crees que los ricos son capaces de construir activos de manera tan barata aun cuando todo sale mal?

Quizá nadie puede entender mejor este concepto que el inversionista billonario Warren Buffett. Su compañía de holding, Berkshire Hathaway, estima 60 billones en efectivo y equivalentes mostrados en la hoja de balance. Él prácticamente apila dinero, a veces por años (hubo un momento largo en los años 80 en el que no compró ni una sola acción) espera por la oportunidad correcta para elegir empresas increíbles a las que se dedica durante décadas.

 

Invertir dinero sabiamente significa tomar ventaja del poder del interés compuesto lo más pronto posible

Las inversiones sabias significan reconocer el poder del interés compuesto. Mientras más joven empieces, más fácil va a ser amasar ese impresionante patrimonio neto que te espera.

Un estudiante de universidad ahorrando una cantidad como 111 euros por cada ingreso de nómina, por ejemplo, podría terminar con 4.426.000 euros. Esta es una de las razones por la que es tan fácil para los ricos hacerse más ricos: cuando solicitas un fideicomiso para tus hijos o nietos, pueden beneficiarse por una vida entera gracias a la composición, viendo cómo su dinero crece mientras están apenas en primaria. Esos años adicionales son extraordinarios en términos de ganancias finales.

Quizá un ejemplo matemático pueda ayudar un poco más. Usaremos unas fórmulas de valor del tiempo. Imagina que tienes a tres personas: Samuel, Laura y Javier.

Samuel empieza una vida sin inversiones, no guarda nada durante sus veintes ni sus treintas. Pero empieza a hacer mucho dinero para el tiempo que tiene 45 años, ese es un punto en el que comienza a poner de lado 5000 euros mensuales para ahorrarlos. Asumiendo sus tasas de retorno promedio, termina con 3.436.500 € antes del pago de impuestos en el momento en que se retira.

Laura empieza una vida sin inversiones, pero siempre ha estado al tanto de sus finanzas personales y el dinero en general. Cuando cumplió 18, decidió empezar a ahorrar 100 € semanales. Mantiene este hábito durante toda su vida y nunca incrementó esa cantidad a pesar de la inflación, significando que era cada vez más fácil ahorrar esa cantidad. Asumiendo sus tasas de retorno promedio, termina con 4.534.269 € antes del pago de impuestos para el momento en que se retira.

Javier nació y desde el momento en que respiró por primera vez, sus padres empezaron a guardar 25 euros semanales para sus inversiones. Esta rutina se mantuvo durante toda su vida y nunca incrementó ese monto de los ahorros a pesar de la inflación. Asumiendo sus tasas de retorno promedio, ella termina con 6.361.819 € para el momento en que se retira.

Si quieres saber cómo hacerte rico: este es el secreto: pon mucho dinero a trabajar simultáneamente, o déjalo hacer su trabajo durante un largo período de tiempo. Lo ideal sería hacer ambas cosas.

 

Invertir dinero sabiamente significa tomar tus valores en cartera y comportarte de una manera que te permita minimizar los impuestos

Después de ver lo poderosa que es la composición en la sección anterior, ahora te das cuenta que cada euro tiene un gran valor para generar futuros ingresos si son gestionados con prudencia. Mientras más te puedas ahorrar en impuestos, tendrás más dinero trabajando para ti. Aprende a tomar ventaja de los pasivos por impuestos diferidos.

Aprende a utilizar un Plan de Pensiones, con el que te podrás desgravar una buena cantidad de impuestos. Haz que tu familia estructure sus valores de cartera para poder tomar ventaja de los mismos en el futuro. Utiliza la técnica de posicionamiento de activos para minimizar los pagos de impuestos. Forma sociedades limitadas para transferir la riqueza a tu familia utilizando descuentos de liquidez para bajar tus impuestos.

Invertir tu dinero sabiamente significa controlar tus gastos

A veces los gastos adicionales pueden valer la pena. Ahora te explico el motivo:

Para ciertas personas de alto patrimonio neto, especialmente con requerimientos complejos (digamos que trabajaste para una empresa que está entre los Fortune 500 y terminaste acumulando una cantidad de acciones con mucha apreciación que necesitas liquidar ordenadamente, minimizando los impuestos y protegiéndolos contra un colapso repentino del mercado), un banco privado o un asesor de inversiones registrado que cobra una comisión del 1% o 2% puede valer mucho la pena, superando con creces la cantidad que te hubieras ahorrado si lo hubieras hecho por ti mismo.

Hay decenas de situaciones en las que esos gastos adicionales de los que todo el mundo se queja en verdad son el mejor dinero que podrían gastar, siempre que esté integrado en un paquete de servicios más amplio.

¿Estás dedicado a la inversión en inmuebles? Es posible que tengas que solicitar un préstamo para adquirir una vivienda. Es importante crearte un porfolio de entidades bancarias con las que trabajas habitualmente. Tener dos  tres entidades donde tengas tu deuda depositada es suficiente para poder negociar y tener el suficiente músculo con ellos para poder darte buenas condiciones. El objetivo es tener un panel de tres entidades habituales con las que trabajes, esto te dará más margen de maniobra.

Para poder invertir, has de ahorrar. Partiendo del ahorro podrás invertirlo y generar ingresos. La mejor manera de invertir es seguir un plan, un plan riguroso y estricto. Yo tengo el mio, y te lo muestro aquí.

 

Si te ha gustado, agradezco que lo compartas!

 

Gordon Gekko (seudónimo)

Gordon Gekko (seudónimo)

Autor del blog emprendeINVIRTIENDO.com

Soy un apasionado de las finanzas personales y la inversión.

Invierto desde hace años en activos financieros, inmobiliarios y empresariales.

Mi objetivo: Crear múltiples fuentes de ingresos pasivos para conseguir la Independencia Financiera.,.... y lo he conseguido! --> Ahora lo comparto en este Blog.

Empieza en mi centro de recursos para empezar a definir tu estrategia de ingresos pasivos.

Recuerda: "Cuando trates con dinero, controla tus emociones" by Gordon Gekko

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

NO INVIERTAS EN SOLITARIO

Emprende invirtiendo en activos que pongan dinero en tu bolsillo

Z

ELIMINA LAS DEUDAS

Z

EMPIEZA A AHORRAR

Z

INVIERTE EN ACTIVOS

Z

CREA UN NEGOCIO ONLINE