CÓMO CREAR TU PLAN FINANCIERO

No esperes para empezar a invertir, el tiempo corre a tu favor

Como crear tu propio plan financiero

Sin importar cuán fuerte algunos trabajen por crear sus finanzas personales, todos los conceptos son bastante simples. No necesitas ser un planificador financiero certificado y ciertamente no tendrías que contratar uno para crear tu propio plan.

De hecho, durante los últimos años he encontrado tres simples conceptos que he necesitado para crear planes financieros y darles continuidad.

Propósito

Cuando empiezas la creación de un plan financiero, la mayoría de las personas te aconsejarán empezar con tus metas. Yo creo que ese es el mayor error que puedes cometer, porque he creado metas anteriormente que en realidad no tienen detrás ningún significado.

En un mundo donde compartimos casi todo con los demás y podemos sentir presión de mantener la constancia, es mejor empezar estableciendo un propósito. Si empiezas nombrando tus metas, te podrías ver eligiendo los objetivos de alguien más y no los que realmente tienen sentido para ti.

Tu propósito debe basarse en decir por qué lo haces. Lo que quieres lograr en la vida es lo que debe dibujar tus metas. Si quieres vivir con mucho menos estrés y no tener que preocuparte por los pagos, la libertad de las deudas debería ser tu meta. ¿Quieres poner a disposición tu tiempo para ser voluntario en vez de trabajar? Entonces la independencia financiera podría ser tu objetivo. Si quieres verte en el futuro con estabilidad financiera entonces la meta es construir un fondo de ahorros de emergencia.

Antes de establecer la meta, ten claro el propósito.

Meta

Una vez que tengas el propósito, saber cuál es tu meta debería ser relativamente simple. A menudo tu propósito requiere que tengas más de una meta. En este caso, necesitarás saber si tiene sentido trabajar en estas de forma colectiva o enfocarte en lograrlas una por una-

Aquí hay algunos ejemplos:

Propósito: construir estabilidad financiera para que no estés estresado por el dinero todo el tiempo

Meta: crear un fondo de ahorros de emergencia y pagar toda la deuda excedente de tu hipoteca

En este caso tiene sentido enfocarte primero en crear el fondo de emergencia mientras cubres todas las deudas mínimas. El fondo de emergencia te servirá como un hombro para recostarte y no tener que amontonar las deudas cuando se presenten gastos inesperados como problemas con tu auto o una factura sobre la que te hayas olvidado por completo.

Después de establecer este fondo de emergencia con un mínimo de 1000 euros (puede ser más dependiendo de tu situación) te puedes enfocar en hacer todos los esfuerzos para pagar las deudas.

Propósito: sembrar raíces para que tu familia tenga un plan financiero en el futuro

Meta: ahorrar dinero para el pago de una casa, ahorrar en un 529 para tus hijos y guardar dinero para tu propio retiro

Es importante para esta familia establecer raíces comprando su primer hogar y tener un lugar donde puedan vivir todos con los niños. Al mismo tiempo, esta familia también estará muy preocupada por planear para el futuro y tener todas las deudas en cero. Quieren asegurarse de estar listos para el retiro y ayudar a los más pequeños con sus futuros costos de su educación.

Hay algunas formas en las que esta familia puede avanzar para alcanzar estas metas. Pueden poner en pausa o aminorar sus planes de inversión y ahorrar más rápido para un pago de contado, como también pueden trabajar más rápido en las tres metas de manera simultánea.

En realidad no hay reglas muy fuertes cuando se trata de establecer metas. Lo que es importante es que tengas muy clara tu situación y definas la forma correcta de construir el plan. En muchos casos será obvio si deberías perseguir tus metas.

Estrategia

Después de que tus metas estén definidas, es hora de crear una estrategia. Esta sería como un “paso a paso” del plan de acción. Debería ser el orden que seguirás para pagar todas tus deudas, saber qué invertirás tu dinero, cuánto y con qué frecuencia. También dirá cuánto deberías guardar de cada cheque de pago que obtengas para lograr ahorrar y tener preparado un pago de contado a futuro. Debes tener preparado un lugar para guardar ese dinero también.

Cuando se trata de una estrategia, necesitas ser muy específico a la hora de pensar tus acciones. Esto hará que todo sea rentable y que funcione como un mapa que te enseñará el camino donde debes ir.

En muchas instancias, desarrollar tu estrategia requerirá que tengas que aprender ciertas cosas para que puedas hacer la mejor decisión posible.

Armando tu plan financiero

Probablemente has escuchado que escribir tus metas en un papel aumenta tus posibilidades de alcanzarlas. De hecho, un estudio hecho a los MBA de Harvard en 1979 comprobó que esto es totalmente cierto.

Lo que se hizo en 1979 fue que a los estudiantes de MBA de Harvard se les preguntó sobre sus metas. Encontraron que solo 3% de los alumnos las escribieron con pasos detallados diciendo cómo las alcanzarían. Otro 13% de esos estudiantes tenían metas en su cabeza, pero nunca las escribieron. 84% de ellos no tenían metas definidas.

Cuando se entrevistaron a estas personas 10 años después, el 13% que tenía metas pero nunca las escribieron estaban ganando dos veces más dinero que el 84% restante que no tenía objetivos claros. ¿Pero qué sucedió con ese 3% que sí tenía metas y las escribieron en detalle en un papel? ¡Estaban ganando 10 veces más que el otro 97% del estudiantado!

Crear un plan financiero y escribirlo con propósito, metas y estrategia puede aumentar notoriamente tus posibilidades de alcanzar todo lo que tienes en mente.

El método no importa tanto. Me gustan las agendas de planificación para escribirlo todo ahí. Puedes optar por una aplicación o una hoja de Excel para redactar el plan y dejar todos los detalles ahí marcados para poder lograr tus metas. Cuando digo que el método no importa tanto, me refiero a que no importa el formato que elijas, si escribes tus metas y estrategias y las revisas regularmente, te irá bien.

¿Puedes cambiar el plan?

Lo último de lo que deberías estar atento cuando estableces un plan financiero es si está bien cambiar alguna de las partes del plan. Mientras el tiempo pasa, tu vida cambia. Tu propósito podría variar y a veces la estrategia que estás utilizando no es la que mejor te sirve.

Cambiar tus metas no significa que fallaste o deberías rendirte para encontrarte en otras circunstancias. Solo asegúrate de evaluar tu progreso mientras haces que tus metas y tu estrategia se alineen con el propósito que tengas para tu vida financiera.

¿Has creado tu propio plan financiero? Cuéntanos.

Ya somos más de 1.000 emprendedores que queremos generar ingresos pasivos.

¿ Te unes a nosotros ?