Cuando observas tus cuentas pendientes cada mes, podrías sentirte abrumado por la cantidad de dinero que estás pagando en deudas. A veces éstas pueden parecer una trampa con la que tienes que luchar, pero en realidad no todas las deudas son malas. En este artículo te explico la diferencia entre Deuda buena vs. Deuda mala, y cómo utilizar la deuda para ganar dinero.

Cuando un prestamista observa tu reporte de crédito para ver qué tipos de cuentas tienes, se fijará más en algunas deudas de una forma más favorable que otras. Si te estás enfocando en salir de las deudas, primero debes entender cuáles deudas son consideradas malas y cuáles son consideradas buenas.

De esa forma, puedes establecer prioridades en tus deudas y deshacerte primero de las que son malas.

 

¿Cuáles son las buenas deudas?

Algunas de tus deudas pueden ser consideradas una inversión. Posiblemente estés pensando “¿cómo algo tan malo como una deuda puede ser considerada como una inversión?”, a lo que te decimos que si has tomado esa deuda para comprar algo que incrementará su valor y puede contribuir con tu bienestar financiero, entonces hay grandes posibilidades de que esta deuda sea una buena.

Por ejemplo, la compra de una casa puede ser considerada como una buena deuda. En vista de que las casas usualmente obtienen valor de apreciación, el préstamo hipotecario que sacas para poder pagar con la casa se convierte en una inversión.

Otro ejemplo de buenas deudas es el préstamo estudiantil que obtienes para financiar tu educación universitaria. Cuando sacas un título de educación superior, eso generalmente significa que harás una mayor cantidad de dinero en tu vida.

Otro ejemplo es la deuda utilizada para comprar un activo inmobiliario que te generará unas rentas mensuales. Son la deudas buenas más habituales y utilizadas por la mayoría de inversores inmobiliarios.

Solicitar deuda para obtener un bien financiero a cambio se puede considerar buena deuda, pero ojo!, no te endeudas alegremente sin estudiar previamente el ROI o Retorno de la Inversión. No por el hecho de tener mucha deuda buena no caerás en bancarrota.

Me refiero que si buscas invertir en un activo, ya sea inmobiliario o financiero, el endeudarte para obtener un retorno recurrente mensual es una buena opción.

 

¿Cuáles son las deudas malas?

Cuando usas deudas para financiar cosas que pueden ser consumidas, estás tomando malas deudas. Éste es el tipo de deuda que crean situaciones financieras poco saludables.

Las deudas de tarjeta de crédito usualmente son consideradas como malas deudas debido a la naturaleza de los objetos que normalmente se compran con este recurso. Nunca deberías endeudarte de esta forma para adquirir objetos del día a día como ropa o comida. Si vas a utilizar tu tarjeta de crédito para este tipo de compras, deberían ser intencionales, por ejemplo, para obtener mejor manejo financiero o ganar recompensas que deberían pagarse en tu balance cada mes.

Aun cuando la deuda está utilizada para pagar unas vacaciones es una mala deuda. A pesar de que te pueda ayudar a sentir mejor y ser más productivo una vez que regreses, una vacaciones no ganan valor de apreciación. No utilices esta deuda para pagar un viaje y especialmente si es uno que está más allá de tu alcance y en realidad no puedes pagar.

 

Tomar buenas decisiones acerca de tus deudas

Las buenas deudas se obtienen a través de las decisiones inteligentes sobre tu futuro, no sólo por el propósito de tenerlas.

Por ejemplo, podrías tomar la decisión de tener un Doctorado para incrementar tu potencial de ganancias. Así que buscar un crédito estudiantil, si no tienes otras formas de financiar tu educación, siempre será una razón válida para sumar una deuda adicional.

 

“Es mejor acostarse sin cenar que levantarse con #deudas.” by BENJAMIN FRANKLINHaz click para twittear

 

Digamos que estás analizando tu imagen financiera general, tratando de decidir cómo pagar tus deudas. Es usualmente una buena idea enfocarse en pagar las malas primero. Como no te proveen nada de valor, éstas te cuestan mucho más que las buenas. Deberías pagar primero tus tarjetas y créditos del automóvil antes de atacar las hipotecas y créditos estudiantiles.

Muchos consideran utilizar una buena deuda para pagar una mala, cómo obtener una hipoteca de 110.000 euros en vez de una de 100.000 y usar ese extra para pagar las tarjetas de crédito.

Esta no es una buena idea por muchas razones.

  • Primero, repagar la deuda nunca está bien.
  • Segundo, se tomaría mucho más tiempo pagar la hipoteca.
  • Tercero, mientras mayor sea tu hipoteca, más aumentarán tus gastos mensuales y el tiempo que te tomará construir las finanzas en tu hogar. Utiliza el efectivo para repagar las deudas, no otras deudas.   

 

Te recomiendo analices mi manifiesto sobre el dinero, el cual te dará pistas de como gestionar la deuda y vivir libre financieramente.

Debes ser cuidadoso con no endeudarte mucho, aun cuando todas las deudas sean buenas. Si estás sobrecargado de éstas, entonces no importa si son buenas o malas, porque aún estarías lastimando tu bienestar financiero.

Si tienes deudas malas y quieres eliminarlas, te propongo leas mi artículo sobre cómo eliminar la deuda, te ayudará a crear un plan de acción y empezar a eliminar las deudas.

Espero que este artículo te haya ayudado a comprender la diferencia entre Deuda buena vs. Deuda mala y puedas entender mejor la forma de invertir de los ricos.

 

Si te ha gustado, te agradecería que lo compartas!

Gordon Gekko (seudónimo)

Gordon Gekko (seudónimo)

Autor del blog emprendeINVIRTIENDO.com

Soy un apasionado de las finanzas personales y la inversión.

Invierto desde hace años en activos financieros, inmobiliarios y empresariales.

Mi objetivo: Crear múltiples fuentes de ingresos pasivos para conseguir la Independencia Financiera.,.... y lo he conseguido! --> Ahora lo comparto en este Blog.

Empieza en mi centro de recursos para empezar a definir tu estrategia de ingresos pasivos.

Recuerda: "Cuando trates con dinero, controla tus emociones" by Gordon Gekko

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Cómo eliminar mis deudas

Cómo eliminar mis deudas

Una de las preocupaciones que siempre me encuentro en mi día a día son las deudas que he contraído y que me pueden suponer un problema. Eliminar mis deudas es la meta que me fijo cada día cuando afronto una nueva jornada. No es sencillo plantearme cómo puedo conseguir que mis deudas desaparezcan, sin embargo, con un poco de inteligencia financiera es muy posible que pueda

leer más

NO INVIERTAS EN SOLITARIO

Emprende invirtiendo en activos que pongan dinero en tu bolsillo

Z

ELIMINA LAS DEUDAS

Z

EMPIEZA A AHORRAR

Z

INVIERTE EN ACTIVOS

Z

CREA UN NEGOCIO ONLINE